El bibliotequés sin esfuerzo: pequeño manual de conversación fluida para uso de los visitantes con prisa

Antes de dirigirse a la biblioteca, es preferible conocer la lengua para poder comunicar y evitar desengaños. Este artículo propone entonces un método simple de aprendizaje del bibliotequés (vocabulario, falsos amigos, versión y traducción inversa) permitiendo, en algunas lecciones, desenvolverse en las situaciones más corrientes.