Dar vida a los espacios de bibliotecas

Los largos plazos de realización de una biblioteca pública no permiten siempre tomar en cuenta, en el momento de las elecciones arquitecturales, la vivencia cotidiana de los lectores. Recordar algunos criterios elementales de éxito sólo puede ser benéfico. Es vital que los usuarios impongan su punto de vista cuando el marco construido se convierte en el espacio al que hay que dar vida; es su responsabilidad, y sus decisiones en materia de ocupación de los espacios no serán inocentes.