Las pequeñas bibliotecas modelos

Hablar de pequeñas bibliotecas, no es sólamente compararlas a bibliotecas objetivamente más grandes (si se juzga por la extensión de sus medios materiales), pero es a menudo desvalorizarlas con relación a un modelo impuesto: el de la biblioteca-centro que se trataría unicamente de “relevar” en el terreno. Aplastadas por este enfoque unidimensional, las pequeñas bibliotecas merecerían sin embargo, sobretodo en la era del Internet y de las profundas mutaciones en curso, ser miradas de otra manera: en una perspectiva dinámica, tomando en cuenta la profundidad de su acción y la riqueza potencial de sus interfaces.