Libro digital: la valoración de los públicos deficientes visuales

Las nuevas formas tomadas por lo escrito en la era digital constituyen una oportunidad histórica para los públicos deficientes visuales y más ampliamente para el conjunto de los públicos impedidos de leer. En el pasado, la personas ciegas o muy malvidentes debían procurarse documentos adaptados fuera de los circuitos tradicionales de la edición. Los usos actuales tienden hacia una integración de las prácticas lectorales de estos públicos en el circuito ordinario de los documentos. La intimidad mantenida con el texto digital, con la ayuda de las interfaces específicas, por las personas impedidas ha, además, producido una valoración que resulta hoy en día crucial para la población en general.