Las bibliotecas en la renovación de la propiedad intelectual: consideraciones liminarias

La misión de base de las bibliotecas es poner colecciones a disposición de públicos. Una amplia parte de la legislación ligada a esta misión depende del derecho de la propiedad intelectual, que ordena los usos que pueden ser hechos de los productos culturales y educativos conservados y difundidos. A la hora de internet, esta legislación evoluciona, no siempre en un sentido favorable al cumplimiento de esta misión. ¿Cómo articular la defensa, legítima, de los intereses de los autores y de los productores y la preocupación de la difusión más amplia posible de la biblioteca como "lugar accesible de uso inmediato y moderno del saber y de la cultura?