Las bibliotecas universitarias frente a la pantalla: retrato del lector estudiante en tanto que atractor raro

Las modificaciones aparecidas en los comportamientos y los equipamientos de los lectores ejercen una cierta influencia en las prácticas documentales. La tentación es sin embargo grande entre los bibliotecarios de desviar su mirada de los digital natives, antes que aproximarse a ellos. Pero la atracción ejercida por el lector sobre la biblioteca será sin duda más fuerte que la « resistencia de los materiales ». La evolución de las prácticas culturales no nos déjà otra opción que acercar de ahora en adelante rápidamente la oferta y la demanda documental. Un plan de acción que sólo debe servir a un objetivo en las universidades, reemplazar la documentación en el corazón de la pedagogía, y que necesitará reconsiderar o simplificar a la vez nuestros espacios, nuestros estatutos, sin descuidar los formatos documentales.