Este artículo presenta el informe Caillet, doble informe sobre los objetivos y los medios del plan de salvataje de las colecciones de la Biblioteca nacional, entregado en 1979. Este vuelve sobre el contexto particular de su elaboración –particularmente sobre la mirada de las bibliotecas en la toma en cuenta de la dimensión patrimonial de sus fondos–, sobre su contenido –alerta sobre la gravedad del peligro en el cual se encontraban las colecciones, preconiza llevar simultáneamente reproducción y restauración en el marco de una política de sustitución a la comunicación de los documentos– y evoca sus repercusiones en el seno de las bibliotecas, particularmente las numerosas iniciativas que engendró.