El patrimonio pasa a lo digital

El aporte de lo digital a las bibliotecas patrimoniales ha trastornado la valorización, la comunicación y la difusión de los contenidos y necesidad de modificar la gestión de las colecciones para tomar en cuenta las necesidades de nuevos públicos. La informatización de los catálogos, los planes de digitalización regionales y nacionales, la búsqueda de visibilidad en los motores de búsqueda, el web colaborativo y semántico, etc. son unas de las tantas manifestaciones prácticas de este trastorno: el patrimonio pasa a lo digital.