La luz en las bibliotecas

En arquitectura de las bibliotecas, la metáfora de la luz, arma contra el oscurantismo es utilizada frecuentemente. Simbólica, estética, política, la luz en biblioteca debe estar adaptada sobretodo a las necesidades, a veces contradictorias, de los diferentes usuarios, lejos de ser iguales frente al alumbrado. Desde hace treinta años, la luz natural, económica y ecológica, es valorizada, y puede ofrecer interesantes combinaciones con la luz artificial. Siempre y cuando la luz sea pensada desde el origen del proyecto, y que el dialogo entre el comanditario, arquitecto y bibliotecario sea fructuoso.