Pensar la catalogación del libro antiguo en la época de la digitalización

Las reglas de la catalogación del libro antiguo han evolucionado desde los Principios de Paris de 1961. Los nuevos soportes de información permiten de ahora en adelante un enrriquecimiento del catálogo. El modelo de las FRBR, el formato XML ofrecen igualmente nuevas posibilidades. Los autores del artículo subrayan los aportes de lo digital para cada una de las tareas del catalogador: describir la edición, controlar y normalizar los accesos, señalar las particularidades de los ejemplares. Los autores concluyen en la necesidad de trabajar en red y de conducir reflexiones a nivel nacional e internacional.