¿Pensar en el público de las bibliotecas sin la lectura?

En el universo de las bibliotecas, es frecuente asociar la frecuentación de este lugar a la práctica de la lectura. El enlace establecido entre estos dos comportamientos se verifica ampliamente pero no da cuenta de la totalidad de lo que explica las visitas en biblioteca. A partir de una encuesta nacional, mostramos aquí que el hecho de ir a la biblioteca escapa parcialmente a la naturaleza y a la intensidad de la lectura. Una vez abordado esto, subrayamos que son los diplomados de la enseñanza general quienes se apropian en primer lugar de este equipamiento cultural.