El manual práctico del bibliotecario

El manual práctico del bibliotecario redactado bajo la dirección de Léo Crozet, apareció en 1932, inaugura una serie de obras de formación a las técnicas y al oficio de bibliotecario. En el momento en el cual la Asociación de bibliotecarios franceses (ABF) prepara el Congreso de Argel (1931), ocupa su lugar en una campaña ante los responsables políticos para obtener que se tome en cuenta al más alto nivel la necesidad de modernizar locales y formas de hacer totalmente obsoletos. ¿Cómo hacer evolucionar las prácticas, hasta entonces totalmente orientadas hacia el catalogaje, el etiquetaje y el ordenamiento de la colecciones? ¿Cómo considerar la lectura y darle un verdadero lugar en la biblioteca? ¿Que política de adquisición a título oneroso, y no solamente el registro y el catalogaje de los fondos existentes, después de las donaciones, en los depósitos? Este manual debía ser la guía de los profesionales para transformar las prácticas en sus establecimientos: ¿Qué es lo que permanece hoy en día?