Acceder a las obras del pasado: entre la industria de masa y el artesanado relacional

Los diversos proyectos de bibliotecas digitales se miden demasiado a menudo por el tamaño de su catálogo, el número de documentos propuestos siendo el argumento adelantado para su aplicación y su valorización. Frente al aparato industrial necesario a la digitalización de masa, pero también al registro y a la difusión, etc., las bibliotecas deben hacer valer su pericia, antigua pero siempre en el estilo de la época. En el fondo, una biblioteca se construye principalmente alrededor del servicio al lector, y lo que es una trivialidad en el ámbito de las bibliotecas de obras físicas sigue siendo de actualidad en las bibliotecas digitales. Su papel de mensajero, de intermediario, debe más que nunca ser preservada.