¡Viva lo digital!

Las evoluciones rápidas de lo digital dan miedo a los bibliotecarios, y particularmente a aquellas ligadas al libro digital. Sin embargo, lo digital ofrece, a las bibliotecas y a los profesionales, formidables oportunidades, maneras nuevas de trabajar, posibilidades de experimentar más flexibles, más reactivas. Además, amplifica más que amenaza las competencias y los oficios de estos profesionales de la información. Hay que repensar la relación de las bibliotecas a la innovación digital, para que ellas sean modos de acceso privilegiados a este nuevo mundo, donde profesionales formados serán los mejores mensajeros de las innovaciones y de los progresos de lo digital