La acogida de los publicos sordos y con deficiencia auditiva: los bibliotecarios tienen un “signo” fuerte que enviar

La deficiencia auditiva concierne a 4 millones de Franceses. Discapacidad invisible, crea un impedimento mayor a comunicar con los demas y, para las personas sordas de nacimiento, grandes dificultades de acceso a la informacion y a la escritura. En refuerzo de la ley de 2005 sobre la igualdad de derechos y de oportunidades de las personas discapacitadas, un Plan discapacidad fue lanzado en 2010. Las bibliotecas pueden contribuir a esta mejor integracion social y cultural de los publicos sordos y con deficiencia auditiva, estando mejor informados de sus necesidades especificas. Algunos han hecho esfuerzos remarcables en la acogida, las colecciones. Los publicos concernidos responden muy favorablemente, mostrando de esta manera sólo un “signo” por parte de los bibliotecarios.