La creación de la “Heure Joyeuse” y la generalización de una bella utopía

Desde su creación tras finalizar la Primera guerra mundial, la “Heure Joyeuse” (Hora alegre) ha sido vivida como una experimentación sin precedentes, fundadora de las bibliotecas francesas para la juventud. Eugène morel en su discurso de inauguración así como los promotores de la biblioteca “moderna” – Ernest Coyecque, Charles Schmidt, Henri Lemaître, Julien Cain, Paul Hazard – aportaron un apoyo indefectible al desarrollo de las bibliotecas para la juventud. Las primeras bibliotecarias de la Hora alegre, Claire Hychet, Marguerite Gruny y Mathilde Leriche, se expresarán tan abundantemente en las revistas profesionales para precisar los objetivos y métodos ejecutados y suscitar el interés por esta institución de un nuevo tipo.