Metamorfosis del cerebro lector en espíritu de interpretación

Para comprender el funcionamiento de la lectura, hay que comprender el del cerebro que lee. De una parte las modalidades mismas de la lectura pueden ser muy diferentes, del vistazo de los textos a su lectura integral. De otra parte, hay que distinguir la lectura propiamente dicha y la interpretación, proceso fisiológicamente distintos, "e interpretar consiste precisamente en actualizar uno de los múltiples virtuales del cual es portador cada texto". Frente a un universo de lecturas en expansión, importa preservar la capacidad de interpretación de los textos, esencial a su comprensión y por consecuencia a su uso.