La mediación al servicio de la confluencia del museo y de la biblioteca

Museos y bibliotecas están hoy en día cada vez más asociadas en su vocación a hacer compartir al más numeroso público todas las riquezas que contienen. La confluencia mediante la mediación parece necesaria en estos lugares a las misiones en apariencia muy cercanas. En efecto, la mediación en museo o en biblioteca es el intermediario esencial entre el público, el lugar y las colecciones, pero debe responder a las espectativas de públicos variados y tratar de conciliarlos con los objetivos de conservación de las instituciones. Para hacer esto, numerosos dispositivos de mediación se instalan y las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación ocupan un lugar creciente.