Rumia de los libros y de las bibliotecas

Fue en la biblioteca de la fundación Royaumont, donde el autor tuvo su primer contacto con el OuLiPo en 1978, luego de una práctica de escritura dirigida por Paul Fournel, Georges Perec y Jacques Roubaud que Jacques Jouet, a rodeo de anécdotas, de citas e invenciones oulipianas como la del poema-biblioteca, inter¬roga con humor el ciclo virtuoso o vicioso que va de la producción de los libros y de la creación literaria a la constitución de colecciones y a la acumulación de libros en la que el recinto de la biblioteca es el símbolo. Pensada a la vez como cuna y tumba de la escritura, del escritor y del libro, la biblioteca es contemplada en su aptitud a clasificar, desclasificar, ordenar o molestar el orden del saber.