Las prácticas culturales y las bibliotecas vistas desde Paris

Un bibliotecario no puede leer una encuesta sobre la cultura como un teórico o un observador neutro. Trabajando en un territorio, éste comienza por comparar. A tratar de distinguir lo que releva de comportamientos generales y de evoluciones globales y lo que puede ser inducido mediante una oferta local particular. Este se aferra también en localizar, con un objetivo pragmático, los elementos a tomar en cuenta para construir los establecimientos del mañana. Qué ejemplos nutren esta tribuna: la oferta parisina de las bibliotecas tiene factores de explicación internas y externas, y los cambios generacionales de los comportamientos culturales aportarán modificaciones profundas a las bibliotecas.