Públicos y usos de la biblioteca en la Ciudad de las ciencias y de la industria (BSI)

La BSI está abierta a todos, en un museo muy frecuentado. Encontramos ahí por lo tanto públicos en visita y lectores que vienen mayoritariamente con fines estudiosos. Los lectores pueden ser reagrupados en cinco grupos según sus usos de los lugares, siendo los tres principales estudiantes, estudiantes de liceo y los adultos activos, a menudo en formación. Las encuestas confirman conflictos de uso entre diferentes públicos, cristalizándose particularmente alrededor de los usos a veces ruidosos de los estudiantes de liceos. Los usos estudiosos de los estudiantes de liceos y de jóvenes estudiantes plantean también la cuestión de las misiones de la BSI. ¿Estas se extienden a "aprender a aprender"? Se han llevado a cabo con éxito experiencias en este sentido. Se plantea otra cuestión en cuanto a la adaptación de la organización a la demanda de consulta de internet en todos los lugares. La gran originalidad de la BSI proviene de los diferentes espacios asociados a la biblioteca: la Ciudad de los oficios, la Ciudad de la salud, la Encrucijada digital. Hoy en día los usos permanecen sobretodo separados en el tiempo y las complementariedades están aún por construir, ya que numerosos usuarios ignoran las potencialidades de estos lugares de servicio ligados a la BSI.