Vida y aventuras del "milhojas" estatutario

La creación de la hilera cultural territorial en 1991 modificó la cuenca de movilidad de los personales de bibliotecas reuniendo las bibliotecas departamentales con las bibliotecas municipales e intercomunales y separándolas del Estado. La arquitectura entonces instalada creó un empilamiento excesivo de cuadros de empleos y de grados, trastornando al mismo tiempo el paisaje de la formación inicial con la casi generalización de concursos generalistas con formación después del reclutamiento. La función pública territorial se comprometió desde el 2008 en un proceso de simplificación que reduce el número de cuadros de empleos en cada hilera, pero la arquitectura general de las funciones públicas francesas permanece inadaptada a la nueva estructura de los diplomas universitarios que se generaliza en Europa.