Las actividades de lectura en establecimientos de salud: inventario

El segundo inventario de la lectura en el hospital, realizado en 2006 –el primero databa de 1992–, muestra enormes disparidades entre establecimientos. A pesar de la firma de la convención nacional “cultura en el hospital”, la oferta documental, aún reducida y poco variada, sólo corresponde a una débil parte de la expectativas de los pacientes. Si las animaciones y las manifestaciones se desarrollan un poco, los medios humanos y materiales (equipamiento, amplitud horaria, paso de un carrito, etc.) permanecen muy limitados, en un contexto presupuestal crítico donde retos muy importantes (bienestar del paciente, desarrollo de la cultura) no son prioritarios.