El lugar de los mapas y planos en biblioteca

En este artículo, el autor lamenta el débil lugar acordado en biblioteca a los mapas y planos, objetos biblioteconómicos no identificados, a menudo tra-tados como una declinación de los documentos iconográficos. El trato intelectual y material de los documentos cartográficos demanda en efecto conocimientos precisos, pero ciertas medidas de conservación pueden ser adoptadas por todas las bibliotecas. Si la comunicación de estos documentos exige medidas particularmente estrictas, su digitalización presenta hoy en día perspectivas de valorización considerables.