Las políticas de la lectura pública en Brasil

Si la tasa de escolarización alcanza cerca del 100 % de los jóvenes de 7 a 14 años, el Brasil conoce una fuerte tasa de analfabetismo de los adultos. A falta de bibliotecas, que son aún poco numerosas y mal dotadas, el ministerio de la Educación lanzó en el 2001 un programa que apuntaba a distribuir el libro directamente a los alumnos. Sin embargo, una verdadera política del libro y de la lectura se instala a partir de la experiencia local: El Brasil se dotó en el año 2003 de una "ley del libro" y un Plan nacional del libro y de la lectura debería entrar en vigencia en el año 2005. Un recuadro expone el programa Mala do Livro - Bibliotecas domiciliares ejecutado en Brasilia a partir de 1990.