De la literatura juvenil considerada como objeto patrimonial

Por fin reconocida por la universidad y la escuela y beneficiándose del auge de la edición para la juventud, la literatura juvenil recientemente ha adquirido una dimensión patrimonial. Sin embargo su preservación permanece aleatoria. El autor del artículo define los criterios de conservación y el público concernido por estos fondos. Esta nos recuerda las grandes colecciones ya constituidas e insiste en las acciones llevadas a cabo en la región donde planes de conservación compartidos están proyectados o ya han sido ejecutados.