Religión y bibliotecas en los Estados Unidos: “¿un muro de separación?”

Los Estados Unidos nacieron de los conflictos religiosos. La dificultad, para la sociedad americana como para las bibliotecas, consiste en identificar las separaciones entre la Iglesia y el Estado y en definir lo que es la “religión”. El derecho americano no se inmiscuye en estos problemas y se emplea solamente en definir el comportamiento mínimo admisible. Las bibliotecas, microcosmos de la sociedad, constituyen una de las fronteras trazadas entre el Estado y los ciudadanos. A semejanza de otros lugares públicos, ellas permiten sondear las reglas garantes de la paz social. Ellas se perciben como lugares de encuentro. La American Library Association participa activamente en la defensa de la libertad intelectual.