El cargo público, el director y la biblioteca

El artículo presenta los resultados de una encuesta, mediante entrevistas, ante cargos elegidos (tenientes de alcalde) y de directores de los servicios culturales de las colectividades locales, sobre las competencias que de los directores de biblioteca éstos esperan. Más allá del aspecto gerencial de un equipo, cargos públicos y directores de la cultura definen primeramente a este director como la persona que pone en ejecución una política que se dirige en un territorio dado a una población. Esta debe insertarse en la política cultural general de la colectividad y establecer lazos con otros establecimientos. Finalmente la biblioteca es descrita como un lugar de vida y de animación, la misma que debe adquirir una visibilidad en este territorio.