Copérnico, Galileo, Tolomeo y los otros

Desde la reciente apertura al mundo de los países del Este y del antiguo imperio soviético, el patrimonio artístico de estos países es sistemáticamente saqueado. Más particularmente, los libros antiguos de las bibliotecas nacionales, públicas o universitarias son hechas leña por los saqueadores, que bien pueden ser individuos que actuan por su propia cuenta, o bandas internacionales organizadas. Estos ladrones, que trabajan a pedido por cuenta de ricos coleccionistas occidentales, o revendiendo abiertamente el producto de sus robos mediante canales oficiales (salas de venta, librerías), causan un perjuicio incalculable al patrimonio de estos países. Los recientes casos que han salido a la luz son probablemente sólo una infima parte de un inmenso saqueo cuya existencia es debida al hecho que los ladrones encuentran "clientes" ricos en los países occidentales.