Las pulgas invaden las bibliotecas : una nueva tecnología de identificación de documentos

Varias biblbiotecas a través del mundo, especialmente en los Estados Unidos, han escogido la tecnología del RFID (identificador digital) para la identificación de los documentos, en lugar del código de barras. Varios proyectos vieron el día en Francia. El RFID permite facilitar la gestión de las colecciones (inventario, cotejo, antirobos), así como la gestión de los prestamos y retornos. Su establecimiento necesita un análisis comparativo de costos y ventajas; éste debe también apreciarse en relación con la posibilidad de automatización de ciertas funciones.