El plan de conservación : una herramienta que hay que desarrollar

Si el estado del patrimonio de las bibliotecas francesas se ha mejorado notablemente durante las dos últimas décadas, sin embargo queda mucho por emprender. Para permitir la preservación o la reparación de las colecciones amenazadas, a veces incomunicables, es necesario desplegar una vasta panoplia de medidas adaptadas al estado de los fondos y a los medios técnicos, humanos y financieros disponibles. El plan de conservación, al establecer un balance del estado de las colecciones y al proponer tratos diversificados, complementarios y jerarquizados aparece como una herramientas adaptada a la situación de muchas bibliotecas y llamado sin duda a desarrollarse.