Las bibliotecas municipales con vocación regional : del mito a la realidad

La ley del 13 de julio de 1992 permitió lanzar en cinco años doce bibliotecas municipales con vocación regional (BMVR), instalaciones de envergadura concebidas por arquitectos de renombre. La participación del Estado en estas operaciones debería de alcanzar la suma de 550 millones de francos. La originalidad de este programa reside en los términos « vocación regional », denominación rica de potencialidades, pero aún imperfectamente traducida en los hechos. Más allá de los debates relativos a este nuevo concepto, se trata en realidad de determinar a escala local las acciones prioritarias que hay que llevar a cabo en el ámbito de la cooperación entre bibliotecas. De todas formas, el éxito de este programa aboga por una ampliación de la noción de BMVR a otras grandes bibliotecas municipales, y para el montaje de un mecanismo de financiación adaptado a los proyectos similares por venir.